Arq. Oliverio Najmias

Najmias Oficina de Arquitectura [NOA]

Buenos Aires _ Argentina

TEMPLETE

BIO

Najmias Oficina de Arquitectura [NOA] ofrece un amplio abanico de servicios profesionales relacionados con el ambiente construido; desde edificios completamente nuevos y Masterplans a pequeñas intervenciones en construcciones existentes. El denominador común en este diverso portfolio es nuestra experiencia que se basa en encontrar el equilibrio entre una innovadora y contundente identidad con el nivel de expectativas del cliente y la calidad general de los proyectos.

Oliverio Najmias, Arquitecto FADU/UBA [2000] -mejor 3% de su clase. Desde 1998 dicta clases en la FADU- UBA en diversas materias. En A2 fue JTP desde el 2008 y de 2010 a 2012 Profesor Adjunto [Interino]. Actualmente es JTP en A3 LCJ. Además fue Profesor Asistente en la Escuela de Postgrado de la UTDT y fue Profesor Invitado en las Universidades de: Talca [Chile]; Johanesburgo [Sudáfrica] y Javeriana de Bogotá [Colombia]; y conferencista en la Universidad Tadeo de Cartagena [Colombia]. Además presidió el
Jurado del Premio DasBaker 2010 en Sudáfrica.
Entre otras, participa de: 1° Rotterdam Architectuur Biënnale [Holanda]; 6° Bienal de Arquitectura de San Pablo [Brasil]; Architecture of Necessity 2010 [Suecia] y el Tour Irreverente 2010 [México]. Algunas distinciones: 2002 Silver Prize Concurso DBEW [Corea]; finalista del Premio Bicentenario SCACPAU, en 2011 el Americas Property Awards y en 2017 el 2do. Premio en el Concurso Parque de la Ciudad. Algunas publicaciones sobre su trabajo: l’Arca [Italia], Bob [Corea], Archipendium [Alemania], AbsoluutArchitectuur [Bélgica], DeArchitect [Holanda]. En 2007 funda Najmias Oficina de Arquitectura.

Equipo de Proyecto: Oliverio Najmias con Shai Ben Ami, Charles Weinberg y Camila Santos Solano
www.n-o-a.net/
www.facebook.com/najmias.office.for.architecture.noa

MEMORIA

La estructura se plantea como una anomalía que destaca en el paisaje, un muro que interrumpe el otrora ininterrumpido horizonte, obligando a desviarse, pero al mismo tiempo invitando a entrar. Los planos alabeados, opacos y traslucidos, abren y cierran perspectivas y proponen una nueva manera de experimentar el paisaje y el cielo. El camino que parece abrirse se cierra y obliga a replantearse cómo continuar, un nuevo espacio se abre en el que el encierro propone un instante para observar el cielo y por qué no, producir el inesperado cruce casual con el otro.