Cesar de Lucca

Cesar de Lucca

COLOQUIO

BIO

Arquitecto, FADU (UBA). Actualmente trabaja en el Instituto de la Vivienda de la Ciudad, específicamente en el equipo de urbanización de villas, en tareas de proyecto y seguimiento de obra. Paralelamente se desempeña como ayudante de Diseño 3, dentro de la cátedra Taller AVB (FADU). Actualmente, en la busqueda del diseño de molbiliario bajo escalera para una restauracion de vivienda.
Desarrolla el estudio de la madera y sus distintas posibilidades constructivas a través del estudio de maquetas a escala, estudiando su integración y ensayando numerosos ensambles, manteniendo abiertas las posibilidades de unión. La investigación se supeditar a la utilización de un elemento preexistente.

MEMORIA

Cuando desarrollamos arquitectura, no se trata únicamente de la creación de un nuevo elemento, sino también de la lectura, el estudio y la interpretación de los distintos componentes -nuevos y preexistentes- que direccionan nuestro accionar. Es tan importante el estudio abstracto de cuestiones fundamentales -como la técnica material, la luz o el espacio- como la investigación acerca de los diferentes grados de implicancia que dichos conceptos cobran en la realidad. El trabajo que realizamos cobra un nuevo sentido una vez materializado y deberíamos ser capaces de explotar las diferentes dimensiones y relaciones posibles de la propuesta, generando un diálogo entre las partes, que termine por dar con las mejores formas de vincularnos al sitio. Es en la franqueza y la reciprocidad de dicho dialogo donde subyace la cuestión decisiva a la hora de desarrollar una intervención que nos ponga en contacto íntegramente con la arquitectura y su verdadero impacto.
El proyecto consta de dos etapas:
Por un lado la construcción de una serie de piezas versátiles flexibles y heterogéneas, cuya materialización supone intrínsecamente el estudio y la vinculación de las personas con distintos conceptos arquitectónicos:
luz/sombra, espacialidad, estructura, composición, contraste, orden compuesto, relación tectónica, entre otros.
Si bien existe una escala y tamaño sugeridos en las ilustraciones, el carácter versátil de las piezas permite establecer modificaciones de acuerdo a los tiempos, materiales disponibles o disposiciones particulares de la organización, sin alterar la naturaleza del ejercicio. Del mismo modo, seria beneficioso contar con placas/ paneles de madera o incluso telas, para materializar los paños llenos.
Una vez construidas las piezas, comienza el diálogo, el experimento empírico: Se ensayan montajes donde se generan diferentes composiciones que combinan los elementos de cada pieza, estudiando y registrando los cambios en cada una de las mismas a raíz de las nuevas relaciones y vínculos establecidos por los estudiantes.
Originalmente, las piezas pueden albergar diversas funciones, aunque las intervenciones resultantes dependen de la experimentación in situ, por lo cuál los posibles usos reales de las mismas serán descubiertos a lo largo del proceso.
La idea de la propuesta es la construcción de una idea prefigurada -las piezas- para someterla luego a la espontaneidad de un proceso lúdico que explore nuevas posibilidades de vinculación y contacto sobre el conocimiento preestablecido.